Sostenibilidad en la hostelería

Sostenibilidad
Contenido

Si hablamos de sostenibilidad, hablamos de la Responsabilidad Social Corporativa, que se está convirtiendo en un elemento cada vez más importante de las actividades estratégicas en la hostelería, ya que sus clientes le dan cada vez más importancia. 

No se trata solo de actividades filantrópicas puntuales, que no son RSE en sí mismas, sino de repensar una parte del funcionamiento general de los empresas de hostelería.

Teniendo en cuenta el impacto en el medio ambiente, apoyando a las comunidades locales, apoyando a los empleados e involucrándolos en acciones sociales. Gracias a lo cual ven un mayor sentido de su trabajo. 

Los negocios hosteleros están estableciendo estándares constantemente a este respecto, pero también las instalaciones independientes están comenzando lentamente a comprender las ideas de RSE y a implementarlas.

Enfoque estratégico de la RSE

El impacto positivo del enfoque estratégico de la RSE en las empresas es cada vez más notorio, también por parte de los hosteleros

La industria, aunque no es líder en los rankings de sostenibilidad, empresas responsables, y no está incluida en el último informe de buenas prácticas «Negocio responsable», lleva un largo camino hacia la profesionalización de sus actividades de RSE. 

Las cadenas hoteleras internacionales lideran en el enfoque estratégico de sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial, lo cual no es sorprendente, ya que tienen la Responsabilidad Social Corporativa incrustada en su misión y cultura corporativa.

Sostenibilidad y su Impacto medioambiental

Reducir el impacto negativo de las operaciones sobre el medio ambiente es hoy en día un área clave de la estrategia de Responsabilidad Social Empresarial de la mayoría de los negocios hosteleros, si es que cuentan con dicha estrategia. 

Estas medidas también están siendo implementadas cada vez más a menudo por cadenas hoteleras y hoteles independientes más pequeños. 

Esto se debe no solo a la mayor conciencia de los propios hosteleros, las expectativas de sus principales stakeholders, es decir, los clientes, sino también al ahorro real que se puede lograr mediante el uso de soluciones que reduzcan el consumo de energía y agua.

La búsqueda de la reducción continua de la producción de energía, agua y residuos es ahora parte de la política de prácticamente todas las redes internacionales. Pero muchos hosteleros independientes también lo están haciendo.

Certificados LEED, BREEAM…

Los certificados que confirman el compromiso del negocio hostelero con la protección del medio ambiente están comenzando a desempeñar un papel cada vez más importante en la industria hostelera

Este último grupo incluye los certificados LEED y BREEM, que son populares en el mundo y se están volviendo cada vez más reconocibles.

LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) proporciona a los propietarios y administradores de edificios las herramientas para implementar soluciones prácticas y medibles para el diseño, la construcción, el uso y el mantenimiento de edificios ecológicos.

Para que un edificio sea calificado para el procedimiento de certificación, debe cumplir con los requisitos críticos relacionados con la sostenibilidad:

  • Una ubicación sostenible.
  • Uso eficiente de los recursos hídricos.
  • Consumo de energía suficientemente bajo.
  • Calidad del entorno interno.
  • Impacto de las soluciones arquitectónicas.
  • Materiales de construcción en el medio natural.

BREEAM (Building Research Establishment), es un método de evaluación ambiental de establecimientos de investigación de edificios, un sistema para evaluar la calidad y el impacto de los edificios en el medio ambiente. 

Estas certificaciones serán cada vez más importantes en la industria a medida que más hoteleros se den cuenta de sus beneficios.

Green Key y la etiqueta ecológica de la UE

El certificado Green Key, que ha estado operando durante varios años.

Este sistema internacional evalúa las actividades de la industria turística en términos de gestión del consumo de agua, servicios de limpieza, residuos, energía, alimentos y bebidas, participación de los empleados, información para los huéspedes, eventos ecológicos, etc.

Se puede obtener tras implementar la política de protección medioambiental y adaptar el producto y los servicios a los requisitos de la Comisión Europea, tanto a nivel local como global.

Verde en los interiores y en el menú

La dimensión ecológica no solo está relacionada con las tecnologías utilizadas por los hoteles o la promoción de ciertos comportamientos entre los huéspedes o empleados. 

Los interiores de los hoteles en sí están evolucionando, acercándose a la naturaleza y cada vez más «verdes» con el uso de materiales reciclados, materias primas naturales sin procesar, y la cantidad de vegetación natural en el espacio del hotel también está aumentando.

En ocasiones este verdor tiene una dimensión muy práctica. Tener un jardín significa no solo reducir las emisiones de dióxido de carbono, sino también garantiza productos frescos de temporada cultivados sin pesticidas.

Otros hoteles también prestan mucha atención al origen y al método de abastecimiento de los ingredientes para las cocinas de los hoteles.

Además, cultivar un jardín en la ciudad nos enseña a ser más respetuosos con la comida y crea vínculos con los huéspedes de todas las edades, que son cada vez más conscientes de los desafíos reales que enfrenta la agricultura.

Los cambios en la forma en que la gente piensa sobre la cocina de un hotel se están convirtiendo en una tendencia cada vez más visible en la actualidad. 

Una mayor participación de productos de agricultura sostenible o ecológica, alimentos orgánicos y locales, así como no desperdiciar alimentos son una dirección importante de cambios en la oferta gastronómica del hotel

Muchos hoteles declaran obtener productos de productores y agricultores locales, apoyando así a las comunidades locales. 

El pescado de los lagos y estanques locales, la caza y los hongos de los bosques circundantes, las hierbas de su propio herbario, la miel de sus propios colmenares, sus propias verduras y frutas orgánicas, son cada vez más comunes en el menú de los restaurantes de los hoteles.

Reuniones verdes

La actividad (e ingresos) del hotel se basa en gran medida en la organización de diversos tipos de reuniones de empresa, formaciones, conferencias y congresos, que también tienen un impacto en el medio ambiente. 

Y cada vez son más las instalaciones que preparan actividades especiales en este ámbito.

Especialmente ante las cambiantes expectativas de los clientes corporativos, que muchas veces se ven obligados por la política de su empresa a organizar reuniones y conferencias con un reducido impacto social y medioambiental negativo.

Así que los hoteles ya ofrecen los paquetes de conferencias verdes.

La filantropía como apoyo a las comunidades locales

La filantropía ha sido y será un elemento importante de la RSE, el punto es que no debería ser el único elemento. 

Las empresas que operan de manera más responsable tienen actividades de esta naturaleza incluidas en su estrategia como parte del apoyo de la sociedad o la comunidad local. 

El apoyo bien planificado y de largo plazo a las organizaciones no gubernamentales, especialmente las locales, construye la credibilidad del hotel a los ojos de los huéspedes.

Contribuye a fortalecer las relaciones con la comunidad en la que opera el hotel, pero también se traduce en un mayor compromiso por parte de los empleados.

Al final, todas las actividades pro-sociales y pro-ambientales del hotel tienen un objetivo primordial. Satisfacer a los huéspedes del hotel cuyo estilo de vida está cambiando y cuya conciencia ambiental y sensibilidad social están en constante crecimiento. 

Además de los clientes corporativos, muchos de los cuales han tenido en cuenta las prácticas de RSE durante varios años, los huéspedes individuales están comenzando a prestar cada vez más atención a las prácticas hoteleras responsables.

Categorías

Más artículos
relacionados

Iniciar sesión
Portaldehosteleria
administrator